• juanreyliste

Siempre lleva caramelos!


Mi viejo me contó que en tiempos remotos cuando los trámites bancarios eran presenciales, diarios, con colas y papeles el llevaba siempre caramelos en el bolsillo.


Cuando finalmente llegaba a la ventanilla, saludaba y le daba un caramelo al agobiado empleado del banco. Sorpresa!


Con sólo un caramelo mi papá lograba sacarle una sonrisa, cortar con su rutina, transmitirle su empatía y conseguir una mejor y más rápida atención.


No se me ocurren muchas otras cosas que recordemos tanto como las "buenas" sorpresas.


Cuando algo "interrumpe" nuestra rutina para bien o cuando esperamos algo determinado y se superan nuestras expectativas.


Esa sensación de mimo, de sentirnos queridos, valorados y con suerte.


Las marcas deben trabajar y esforzarse continuamente para superar las expectativas de sus clientes, integrantes y accionistas.


Hoy además existen nuevas expectativas, más colectivas, que les demandan un mayor propósito, más acción y menos promesas, honestidad, empatía, impacto y sustentabilidad.


Estas nuevas expectativas no pueden resolverse con caramelos.


¿Vos tenés tus caramelos?


#branding#diseño#experiencia#sopresa#expectativa#marcas#consumo#sustentabilidad#impacto#empresas#negocio#pymes

1 visualización0 comentarios