• juanreyliste

Todo lo que vale lleva tiempo.


Una vid tarda al menos 3 años para dar sus primeros frutos, un olivo, dependiendo su variedad, entre 4 y 12 años, y un nogal entre 8 y 10 años para alcanzar una productividad plena.


Si bien las marcas no dependen del suelo ni del clima, también demandan su tiempo para dar sus frutos.


Es bueno entenderlo y tenerlo en cuenta a la hora de invertir en la marca de nuestra empresa, producto o servicio.


Invertir en branding no genera un retorno inmediato, pretenderlo es ingenuo, y prometerlo, una mentira.


El posicionamiento de marca en el mercado y en la cabeza de los consumidores, los principales frutos que una marca puede darnos, son muy difíciles y costosos de lograr en el corto plazo.


Es verdad que con una alta inversión en pauta, medios y un gran lanzamiento podremos conseguir notoriedad y reconocimiento al menos mientras dure la novedad.


Para las marcas que no cuentan con tanto poder de fuego, su visión, la paciencia y la coherencia serán sus mejores aliados en el camino a recorrer.


Una buena idea, producto o servicio siempre encuentra su lugar aunque tarde en llegar y si, además, viaja sobre una marca buena, su valor será cada día mayor al del día anterior y, claro, al final hay recompensa.


¿Está el tiempo de nuestro lado?


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo